Consejos a la hora de asegurar tu negocio

Tener un negocio implica mucho esfuerzo personal y una gran responsabilidad, incluso a la hora de elegir el tipo de seguro que necesita. La elección depende del ramo al que pertenezca la empresa y debe cubrir no sólo los riesgos tradicionales de incendios o de robo.

Lo recomendable para los negocios con 100 empleados o menos es contratar una póliza con una cobertura bastante amplia. Un paquete integral incluye un seguro contra robos y asaltos, daños como desastres naturales, vandalismo, explosiones e incendios y un seguro de responsabilidad civil que cubra los daños que pudiera sufrir una persona dentro de su establecimiento.

Antes de contratar un seguro, ten en cuenta el tamaño de tu empresa, ya que corres el riesgo de adquirir pólizas contra situaciones que no representan un peligro real. Además, el precio depende del tamaño del establecimiento y las áreas a proteger. Asegura primero aquellas que, de producirse algún percance, ponen en peligro la viabilidad del negocio.

Además, hay seguros especializados que pueden añadirse a la cobertura base. Por ejemplo, en el caso de un proveedor o transportista, un seguro para amparar el traslado de la mercancía;  o un seguro para los ordenadores y el equipo técnico cuando es fundamental para el desarrollo de tu negocio.

Es esencial que renueves el seguro cada año para incluir mejoras, cambios, ampliaciones, así como otros niveles de responsabilidad comercial.

Categorías: Autónomos, Los seguros

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *