Consejos para emprendedores

En la actual coyuntura económica no es fácil atreverse a abrir un negocio pero si lo tienes en mente, puedes encontrar oportunidades y contar con ayudas, subvenciones y préstamos para empresas, otorgadas y convocadas por las administraciones del Estado, autonómicas, locales y otros organismos públicos.

Por si te ronda la idea de emprender, te damos algunos consejos:

1. Idea de negocio y razones para emprender

Imagen CC BY 2.0 por Angel Abril Ruiz

Imagen CC BY 2.0 por Angel Abril Ruiz

Lo primero que tienes que tener clara es la ida de negocio, investigar si es viable, etc. La mayoría de los emprendedores buscan una idea revolucionaria que consiga un negocio rentable y sin riesgo, pero en realidad no es necesario inventar nada, una idea sencilla puede ir cogiendo forma con el tiempo y convertirse en un gran negocio. Puedes basarte en otras ideas que ya funcionan pero enfocándolas hacia tus intereses o creando complementos para esas ideas ya en marcha.

Antes de dar un paso adelante hay que reconocer los motivos que nos llevan a emprender y detectar los posibles riesgos que ello conlleva.  Haz una lista con ambas variables y sopesa. Si montas un negocio no te dejes cegar sólo por la idea de hacer dinero, debes tener sobre todo ganas e ilusión, si no el proyecto fracasará ante el menor obstáculo.

2. Recursos

Para montar cualquier negocio es necesario contar con una serie de recursos. Para saber exactamente en qué situación te encuentras, realiza un inventario sobre tus posesiones y suma lo que podrías conseguir en tu círculo cercano. Esa suma será tu capital inicial, a partir de ahí, y conociendo cuál es tu posición financiera podrás saber si puedes llevar a acabo tu idea o si debes adaptarla a tus recursos. Al principio tendrás que minimizar gastos. Si necesitas recurrir al mercado financiero, estudia las posibilidades más rentables intentando que los intereses sean bajos.

Si tu plan de negocios es innovador te será más fácil acceder a capital proveniente de programas de apoyo gubernamental o inversores privados.

3. Analiza la competencia

Se debe investigar a los competidores y conocer su situación para ver si se le podrá hacer frente en el mercado. Debes tener en cuenta a todo negocio que pueda ser de tu competencia directa, tanto a los grandes como a los pequeños. Analizarla también puede servir para elaborar un buen plan de negocios; copiar o desarrollar nuestra empresa a partir del análisis de sus modelos de negocio,comunicación o marketing nos ayudará a comenzar con cierta solidez.

4. Promueve tu negocio de todas las formas posibles

Una vez que está en marcha tu negocio es necesario que todo el mundo lo sepa. No van a ir a comprar tu producto o servicio sin conocer qué vendes ni quien eres. Para ello apóyate en la publicidad. Dependiendo del tamaño de tu negocio o del capital de que dispongas podrás hacer una publicidad más o menos llamativa  respecto a los medios convencionales (TV, radio, prensa, carteles…) pero lo que es seguro es que podrás valerte del  mundo online. Darte a conocer en Internet es mucho más económico que utilizar la publicidad convencional y te ayudará a atraer clientes a través de tu sitio web y redes sociales. Lo ideal es una combinación de las dos.

5. Aprende todo acerca de tu negocio

Debes escuchar a tu entorno, tienes que dar a tus clientes lo que quieren, crea relaciones mutuamente beneficiosas con tus proveedores y analiza anualmente las estrategias de tu competencia.

6. Consolídate y crece

La mayoría de los negocios se quedan estancados al de un tiempo, se encuentran en una situación confortable para subsistir y cesan en su emprendimiento  por ello cuando sea posible debes seguir buscando maneras de ampliar el negocio.

Categorías: Comercio y Negocio, Los seguros

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *