Consejos para evitar los dolores de espalda

Cuando permanecemos durante mucho tiempo sentados, es habitual sentir molestias en la zona del cuello, los hombros y la parte baja de la espalda.

Hay numerosos factores que influyen sobre nuestra espalda, algunos son inevitables (factores genéticos, edad, obesidad, osteoporosis, etc.) pero otros los podemos prevenirlos cambiando nuestros hábitos diarios.

  • Refuerza tu espalda de forma natural practicando unos sencillos ejercicios diarios. Tan solo necesitas 15 minutos, que incluyan unos abdominales sencillos y diferentes movimientos y estiramientos de cuello y cabeza.
  • Adopta la postura ideal para trabajar: con la espalda firmemente apoyada en el respaldo y con las rodillas al mismo nivel de las caderas o un poco por encima (utiliza un reposapiés).
  • Elige una silla con reposabrazos. Si los apoyas, tus brazos no supondrán una carga para tu columna.
  • Cuando te sientes y te levantes, apoya tus brazos en los reposabrazos (o en su defecto en tus muslos) y mantén la espalda recta.
  • Evita girar la cintura cuando estés trabajando.
  • Mantén una postura erguida durante el resto del día y si vas a levantar pesos, no encorves tu espalda, mantenla recta.

Categorías: Los seguros, Salud

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *