A día de hoy, fumar ha dejado de ser un acto sexy que nos trasladaba a un mundo paralelo de placer y satisfacción.

Dejar de fumar

Imagen CC BY-ND 2.0 por martathegoodone

Dejar de hacerlo es más bien el objetivo que muchas personas se plantean para poder vivir de forma más saludable, con mejores esperanzas de vida. Otras muchas siguen pensando que fumar es un placer inescrutable. A fin de cuentas, son opiniones fraccionadas por diferentes puntos de vista.

Aun así, en lo que se refiere a salud, el Gobierno lo tiene claro y deja de lado las opiniones personales de fumadores y no fumadores. Con la Ley 42/2010, de 30 de diciembre de 2010, más conocida como nueva ley antitabaco, que entró en vigor en 2011, se prohibió fumar en cualquier tipo de espacio colectivo.

Gracias a esta ley antitabaco se ha podido reducir un 13% las muertes de fumadores pasivos, porque en gran parte, la calidad del aire en los locales públicos ha mejorado de forma favorable. Pero aún así,  el problema sigue presente. Muchos fumadores siguen fumando y su calidad de vida empeorando. Por esa razón, se empezó a comercializar el famoso cigarrillo electrónico con el objetivo de disminuir el porcentaje de fumadores.

El cigarrillo electrónico

La iniciativa para reducir la cuantía de fumadores activos con el cigarrillo electrónico ha tenido una buena acogida en la sociedad. Aun así, la profesora Christina Gratziou, presidenta de la Comisión de Control del Tabaco ERS, en unas declaraciones que ha hecho al periódico La Razón, manifiesta que: “No sabemos todavía si los productos no aprobados de suministro de nicotina, tales como e-cigarrillos, son más seguros que los cigarrillos normales, pese a las afirmaciones por parte del marketing que son menos perjudiciales. Estos productos pueden ser potencialmente dañinos”.

La Organización Mundial de la Salud ha desaconsejado su uso según  las pruebas que han demostrado lo perjudicial que es el cigarrillo electrónico. Este consejo ha llevado, por ejemplo al Gobierno Vasco, a tomar la decisión de prohibir también su uso en bares y restaurantes.

Así que fumar tabaco, en pipa, a través de cigarrillo electrónico o normal parece que es dañino para la salud. No hay excusas: hay que dejar de fumar para vivir mejor.

Te puede interesar: