Otra garantía desconocida: defensa jurídica integral

La semana pasada hablamos en este mismo blog de una garantía muy atractiva pero desconocida para muchos autónomos, denominada Pérdida de Beneficios, y que nos ampara cuando tenemos que parar nuestra actividad a causa de un siniestro. En concreto, cubre los gastos generales permanentes o la disminución del beneficio bruto debido a la paralización o interrupción total o parcial de la actividad de nuestro negocio como consecuencia directa de un siniestro.

En esta ocasión, vamos a hablaros de otra garantía tan útil como la anterior y que las compañías de seguros ofrecen cada vez más junto a sus ofertas de seguros. Se le conoce por diferentes nombres similares entre sí,  pero básicamente podemos llamarla Defensa Jurídica Integral.

Si contratamos esta garantía, nuestra aseguradora nos proporciona un servicio de abogacía para cualquier situación relacionada con nuestro negocio en la podamos vernos involucrados.

Históricamente, solicitábamos  asistencia legal a nuestra compañía de seguros cuando se producía un “siniestro”, un hecho que producía daños en nuestro negocio o relacionados con él: mi vecino tiene una fuga, han entrado en mi empresa y nos han robado, se ha producido una sobrecarga de tensión y se han roto cuatro máquinas…

A día de hoy, y gracias a  esta cobertura, las compañías aseguradoras pueden ofrecer a sus asegurados un servicio jurídico integral a un coste muy reducido. Este servicio incluye tanto el asesoramiento telefónico, como la ayuda para cumplimentar documentos o en última instancia la presencia de un abogado.

Los temas amparados son muchos, variados y de gran interés para los autónomos y pequeños empresarios, ya sea para temas de ámbito laboral (contratos, despidos, salarios…), de ámbito fiscal o mercantil (declaración renta, impuestos,  constitución y extinción de empresas…), de consumo (problemas con servicios de informática o telecomunicaciones, reclamaciones a comercios o entidades financieras, suministros de luz, agua, gas…), así como sobre seguros, inmuebles, automóviles o incluso temas penales.

Se trata de una cobertura bastante joven, prácticamente igual a los servicios que anuncian empresas de defensa legal a particulares y empresas a cambio de una cuota fija, pero resulta más económico, y además es de especial interés para autónomos y pymes dada su relación coste – posible beneficio.

Si quieres más información sobre este seguro puedes contactar con nosotros aquí.

Categorías: Autónomos, Comercio y Negocio, Los seguros

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *