El uso de Internet se ha extendido a todos los ámbitos de nuestra vida diaria. En la actualidad, empleamos la red como lugar de consulta, herramienta de trabajo y de ocio, y también como centro para realizar nuestras compras o interactuar con otros usuarios.

A pesar de todas las facilidades y comodidades que nos ofrece la Red, no hemos de olvidar que también podemos sufrir un ataque a nuestra privacidad, por eso te recomendamos cautela a la hora de dar tus datos personales.

Por ello, te recomendamos que:

  • No respondas a correos electrónicos desconocidos en los que se soliciten tus datos personales.
  • No realices compras en sitios web que no te ofrezcan una garantía o que carezcan del sello de seguridad.
  • Cuando accedas a páginas de foros o blogs no reveles tu verdadera identidad, utiliza para ello un pseudónimo.
  • No utilices contraseñas que sean fáciles de adivinar, como fechas de cumpleaños, y cámbialas con cierta frecuencia.
  • Además debes recurrir a tecnologías de seguridad como antivirus y filtros que te protejan del correo basura.