Cualquiera de los dos te aportará tranquilidad. ¿Pero en qué se diferencian?

Básicamente, un seguro de vida es un resguardo frente a posibles situaciones desfavorables que puedan ocurrir (fallecimiento, invalidez…), en las que los ingresos económicos puedan verse afectados, mientras que un seguro de accidentes te protege ante las consecuencias que puedan derivarse de cualquier tipo de accidente (fallecimiento, invalidez, hospitalización, rehabilitación, etc.).

En Lagun Aro disponemos de varias modalidades de seguros de accidentes (Óptima y Confort) y de vida (Mujer, Óptima, Relax) que puedes consultar en nuestra web o preguntarnos por ellos.

Te adelantamos algunas de las ventajas de estas pólizas:

  • Sin plazos de carencia en la cobertura del seguro: las garantías tienen plena vigencia desde la fecha misma en que se firma el contrato.
  • Con cobertura en todo el mundo las 24 horas del día.
  • Flexible: puedes elegir el capital asegurado y modificarlo en función de tus necesidades o designar y modificar libremente a los beneficiarios.
  •  Puedes fraccionar el pago de la prima anual y modificar la forma de pago durante la vida del seguro.
  • Ponemos a tu disposición un documento con el Condicionado General y las Condiciones Particulares, donde se detallan todos los aspectos que regularán tu seguro, porque somos transparentes.