Uso eficaz del aire acondicionado en el coche

Toda la energía  de nuestro vehículo procede del combustible, es decir, que cualquier pérdida de energía se traduce en más consumo de gasolina o gasoil y, por tanto, en más dinero. Por eso, ahora que aumentan los desplazamientos por carretera y que el calor aprieta, conviene tener en cuenta unos sencillos gestos que nos permitan hacer un uso eficaz de nuestro sistema de refrigeración.

El sistema que nos permite enfriar nuestro coche con aire acondicionado funciona de un modo similar al de una nevera, de tal forma que al tener que mover el compresor se aumenta el esfuerzo que realiza el motor. De todas formas, el aumento del consumo se aprecia más en un entorno urbano que en una carretera a velocidad constante.

Aunque parezca obvio, al encender el aire acondicionado debemos subir las ventanillas (o cerrar el techo solar) porque si van abiertas modifican la aerodinámica del coche, lo frenan y eso aumenta el consumo de combustible.

Lo mejor es mantener la temperatura entre 20-24º. Dependiendo de la calidad del coche habrá que subir o bajar de esas cifras para obtener realmente esos grados. Ten en cuenta que nada más arrancar, el coche no se va a enfriar aunque bajemos de los 18º, ten un poco de paciencia porque en unos pocos kilómetros habrás conseguido la temperatura adecuada sin necesidad de bajarla demasiado.

Si además usamos el (símbolo con flechas que forman un semi círculo), conseguiremos que el aire acondicionado trabaje menos porque no es lo mismo enfriar el aire caliente exterior que el que está dentro del vehículo. Así conseguimos consumir menos energía.

Categorías: Automóvil, Los seguros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *