Inundación en casa - cómo reclamar al seguroHay muchas circunstancias que pueden hacer que nuestra vivienda se inunde o sufra daños por agua, como por ejemplo, una tubería que se rompe o simplemente vivir en una zona que se inunda con facilidad y que te tiene mirando al cielo cada vez que las nubes son más grises de lo normal.

Si te ves en alguna de estas circunstancias, aquí te damos una serie de consejos y los pasos a llevar a cabo para declarar el siniestro.

En primer lugar hay que saber a quién reclamar. ¿A dónde acudir en estos casos? Lo primero que debes hacer es hablar con tu mediador de seguros o con tu compañía de seguros, ya que son ellos quienes te indicarán si tu póliza cubre el siniestro, y en tal caso, harán frente a los gastos de reparación.

No obstante, tienes que tener en cuenta que hay situaciones en las que los daños quedan cubiertos por tu seguro, pero en otras es el Consorcio de Compensación de Seguros el que responde  y en otros ni siquiera puedes reclamar los daños porque su origen está en la  falta de mantenimiento de la vivienda. Te damos algunos ejemplos:

  • Generalmente, si la fuga de agua que ha originado los daños procede de las tuberías de tu vivienda, o por haberte dejado abierto un grifo, o por filtraciones desde la fachada o el tejado de la comunidad, casi con toda seguridad es tu seguro quien se hará cargo de cubrir los daños.
  • En el caso de daños producidos por falta de mantenimiento o cuidado de tu vivienda, estos no tendrán cobertura: si se te inunda la casa con agua de lluvia porque has dejado la venta abierta o por goteo continuado de calefacción, tampoco si tienes daños por condensación a causa de falta de ventilación, etc.
  • Cuando el agua entre a tu vivienda a causa de una inundación procedente del desbordamiento de algún río o por la formación de ramblas y avalanchas generadas por lluvias torrenciales, tendrás que ponerte en contacto con el Consorcio de Compensación de Seguros. Será éste quién se hará  cargo de las indemnizaciones en estas situaciones extraordinarias. Tendrás que comunicar el siniestro en un plazo de 7 días por teléfono, por Internet, o en cualquier oficina presente en todas las comunidades autónomas.

En cualquier caso, para recibir la indemnización correcta, es necesario probar los daños. Para ello debemos guardar todos los enseres dañados y realizar fotografías y vídeos para documentar el estado de las estancias. También es recomendable intentar recuperar, si es posible, documentos o tickets de compra de los elementos que han sido dañados para que el perito pueda determinar el precio correcto de los daños.