Pequeños gestos diarios para mejorar el medio ambiente y el bolsillo

El reciclaje de papel, vidrio, plástico, aceite… se ha convertido en una práctica habitual en nuestras vidas, pero podemos dar un paso más introduciendo una serie de pequeños cambios en nuestra rutina diaria que pueden contribuir a mejorar el medio ambiente: desde reducir el consumo de agua, electricidad o transporte hasta ahorrar dinero mientras reducimos las emisiones de CO2 a la atmósfera. Pequeños gestos que te contamos.

Para el ahorro de agua, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • No utilices el wc de papelera.
  • Recoge el agua de lluvia para regar las plantas, colocando un cubo en la terraza los días de lluvia.
  • Opta por darte una ducha en vez de un baño.
  • Coloca dispositivos de reducción del caudal del agua en los grifos -que son aptos para prácticamente todos los modelos- o si tienes que comprar un grifo, adquiriere los que ya incorporan sistemas de reducción del caudal.

Para mejorar la calidad del aire y ahorrar una importante cantidad de dinero, te sugerimos que practiques una conducción sostenible:

  • Conduce sin acelerones ni frenazos bruscos.
  • Comparte coche o haz uso de la bicicleta.
  • Usa biodiesel.
  • No conduzcas por encima de los 100 km/hora para no duplicar el consumo.
  • Camina o usa siempre que se pueda el transporte público.
  • Compra coches energéticamente eficientes o coches híbridos.

En casa, ahorra energía siguiendo estas sencillas pautas:

  • Apaga las luces cuando no las necesites
  • No programes la calefacción a más de 20 grados.
  • No dejes los aparatos en ‘stand by’, es decir, con el piloto rojo encendido.
  • Compra electrodomésticos energéticamente eficientes, con su correspondiente etiquetado.
  • Cambia las bombillas tradicionales por las de bajo consumo.

Además de la energía, el transporte o el agua, también tenemos que tratar de reducir los residuos que generamos.

  • Ser más racionales a la hora de efectuar la compra.
  • Comprar sólo lo necesario y si es posible productos sin demasiados envoltorios.
  • Usar bolsas reutilizables.
  • Evitar la compra de productos de un solo uso.
  • Intentar dar prioridad a los productos locales frente a los importados, por su menor impacto ambiental.

Categorías: Ahorro, Hogar, Los seguros

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *